Actividades y turismo en Tucumán

Actividades y turismo en Tucumán

Qué hacer en Tucumán

La provincia más pequeña de la República Argentina, Tucumán, es el lugar elegido por miles de familias que buscan diversión pero también relax. Conocida como el corazón verde del país, Tucumán ofrece un rico itinerario turístico. De geografía variada, superficie pequeña y múltiples atracciones, esta provincia de la Región Norte Argentina es el sitio perfecto para sus próximas vacaciones. Las actividades en Tucumán van desde atractivos culturales e históricos hasta deportes extremos y una excelente movida nocturna.

Las actividades en Tucumán encuentran su lugar en lo que se conoce como el turismo cultural. El principal destino turístico de esta provincia argentina es la ciudad capital: San Miguel de Tucumán, famosa mundialmente por poseer la Casa Histórica donde se declaró la Independencia Argentina en el año 1816. Asimismo, la Plaza Independencia -allí el turista podrá contemplar la escultura de la celebre tucumana Lola Mora-, la Catedral y la Iglesia de Santo Domingo constituyen parte importante del rico patrimonio cultural aquí en Tucumán.

Esta provincia del norte argentino es conocida también por su intensa vida nocturna. Cuando se esconde el sol, las actividades en Tucumán radican en una activa agenda de eventos musicales y teatrales, restaurantes y bares que se propagan por la Avenida Mate de Luna.

Turismo en Tucumán: las mejores vacaciones

Las actividades en Tucumán encuentran su escenario perfecto en los distintos circuitos turísticos de la provincia. El Corredor de las Yungas, que incluye las localidades de Yerba Buena, Villa Nougués, Raco, San Pablo, San Javier, El Saladillo, El Siambón y el Dique Celestino Gelsi, es considerado como uno de los imperdibles aquí en Tucumán. Por su parte, Tafí del Valle -ubicada hacia el noroeste de la provincia- ofrece increíbles parajes naturales que fascinan a todo aquel que la visita.

Tucumán es sinónimo también de naturaleza. El Parque Provincial Cochuna, el Parque Nacional Campo de los Alisos y la Quebrada de los Sosa son imposibles de no conocer. Sin embargo, los parajes naturales no es lo único que ofrecen estos lugares al turismo.

El turismo en Tucumán también tiene opciones de turismo arqueológico y religioso. La Reserva Arqueológica de los Menhires y el circuito de estancias jesuíticas en Tafí del Valle exigen ser visitadas. Además, en las estribaciones del Aconquija -en el Parque Nacional Campo de los Alisos- el visitante podrá ver las ruinas incaicas de la Ciudacita, sitio arqueológico de gran importancia.

Para los fanáticos del deporte, las actividades en Tucumán encuentran su lugar en las fabulosas canchas de golf y en los sitios habilitados para la práctica del parapente. Asimismo, las actividades náuticas como el canotaje, el windsurf y el kitesurf son muy elegidas, especialmente por el público joven. Además, las cabalgatas, las expediciones a las montañas y los safaris fotográficos son claves para guardar en la memoria la belleza e inmensidad de los paisajes tucumanos. Por otro lado, las actividades en Tucumán tienen que ver también con el turismo salud. Las aguas termales de Taco Ralo convocan cientos de personas dispuestos a sanarse y también relajarse.

En lo que respecta a la oferta de hoteles, los hoteles Tucumán van desde categorías de cuatro y cinco estrellas hasta cabañas, apart hotels y hosterías de pocas habitaciones. Los hoteles en Tucumán de mayor renombre se encuentran en la ciudad capital, lo que no significa que no se puedan encontrar alojamientos de excelente calidad en otros puntos turísticos de la región.

El sinfín de actividades en Tucumán, sus atractivos históricos y sus magníficos parajes naturales, además de la calidez de su gente, hacen del corazón verde del país un destino que va sumando más adeptos con el correr de los años. Tucumán, el pequeño gigante argentino.